miércoles, 25 de septiembre de 2013

Lo que cuesta la Cuba legal

Me hubiera gustado haber escrito este comentario que hoy ofrezco a los lectores de El Timbeke. Confieso que siento sana envidia del texto que parió su autor. En mi descargo, admito, que para escribir de semejante circunstancia, se requiere estar en el origen mísmo de esos ecos a los que Alejo 3399, les ha dado vida y trascendencia en su blog, que él define como "un sitio para reirse y, cuando se pueda, reflexionar".



Esta vez el joven periodista cubano, Alejandro Rodríguez Rodríguez, aborda el espinoso asunto de la legalidad, en el contexto económico, social y político, del sistema establecido en la isla y nos ofrece una vívida realidad de cómo sería ahora mismo esa Cuba legal, así sin más, sin el esqueleto de las estructuras que la sustenten, para que pueda ser legítima. Para que reine el orden y no el caos.

Felicidades al periodista - bloguero. No tengo el privilegio de conocerlo a él, ni a ninguno de los periodistas blogueros cuyos comentarios he citado en días pasados en este espacio. Quizás un día tenga la suerte de conocerlos y hasta de despejar inquietudes y esclarecer las diferencias que nos distinguen. Quizás...

Dejo mi muela...Aquí esta el comentario de Cuba, viviendo legal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario