lunes, 28 de octubre de 2013

Super Cuba defiende derecho a opinar sin censura


Alberto Manuel León Pacheco, salió hoy al ruedo en su blog Super Cuba para defender el derecho de Darío Alejandro, autor de Un Guajiro Ilustrado, a expresar con entera libertad sus puntos de vista y opiniones.



Mis preguntas es el título del post publicado hoy en Super Cuba que entra en el debate con sus teclas de estreno y sus ideas con filo, contrafilo y punta. Recomiendo su lectura completa a los lectores de El Timbeke. Hagan click aquí, pero por si acaso, ahí les va un apretado resumen.


"Sin embargo cuando alguien osa enunciar( fíjense que ni siquiera es denunciar) cualquier asunto problemático fuera de esos espacios establecidos, ahí mismo la inquisición comienza su proceso (...)

 Aún los que comparten y hasta se compadecen o no quieren el proceso inquisitorio, reducen el tema a: “pobre, se equivocó, pero es que es muy joven e ingenuo”, y su postura se simplifica a pedirle que rectifique y ya.(...)

¿Desde cuando opinar y enunciar es un error? Nunca, escuchen bien, nunca decir, escribir, enunciar, bloguear será un delito. ¿Quién es juez supremo para decidir lo que se puede o no publicar, o lo que es correcto o no? Los únicos con el poder para decidir lo que está bien o mal son los lectores, no un cuadro designado ni ninguna comisión ética o disciplinaria.(...)
 
La cosa es seria, varios han pasado por eso de diferentes formas: este escribidor, Elaine Díaz, La Joven Cuba, María Antonieta Colunga, Alejandro Rodríguez, la gente de Observatorio Crítico, Pedro Pablo Oliva, Estéban Morales, y otros que nunca se sabrán. ¿Estamos todos nosotros equivocados? ¿Somos todos los blogueros jóvenes ingenuos? ¿Cuántos post más tendrán que desaparecer de nuestros blogs? ¿Cuántos blogs se cerrarán temporal y definitivamente por hechos como estos?(...)

Entiendan, señores, que el papel de la prensa es el de regular al Estado y sus instituciones. Si Granma, Juventud Rebelde, Trabajadores y los demás medios no pueden cumplir ese papel, al menos no entorpezcan a la blogosfera que en una mínima parte lo está haciendo.(...)

Por eso existe este blog, por el derecho a hablar y a tener mi propio “espacio oficial”. Si los demás blogueros quieren seguir mudos y sin hacer nada ante tanta incomprensión cíclica, allá ellos y su conciencia. La historia cercana dirá quienes estaban equivocados. Solo pido que el internet llegue pronto a todos para que los ciudadanos normales de Cuba conozcan otra visión y otro discurso al que llega a ellos por vías tradicionales y legales. Preocúpese Granma y sus colegas del día en que mi vecino pueda leer Cartas desde Cuba, Alejo 3399, OnCuba o a Eduardo del Llano. Ya veremos quién es más atrayente y quién más cercano al pueblo y su realidad".(...) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario