martes, 12 de noviembre de 2013

Así se derrumba la salud en Cuba

Rebeca Monzó Mieres nos ofrece hoy esta crónica sobre las condiciones higiénico sanitarias del Hospital Infantil González Coro, en La Habana.

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero quizás sería bueno que, quienes puedan hacerlo, se den una vueltecita cibernética por el sitio oficial de la empresa del Ministerio de Salud Pública de Cuba, Servicios Médicos Cubanos S.A, y comparen las ofertas y los servicios que el gobierno le vende a los extranjeros y gobiernos que tienen divisas para pagarlos.

ADVERTENCIA...Por favor a los propagandistas de oficio, que se ahorren el discurso oficial...Ya sabemos de memoria el verso. "Con esas divisas se obtienen otros beneficios, los cubanos tenemos servicios médicos gratis, también somos internacionalistas solidarios con medio mundo, cualquier cosa mala que hay en el país es culpa del bloqueo yanky, bla, bla, bla". 

Por lo pronto seguimos con Rebeca Por el ojo de la aguja.

Más sobre el González Coro

Lavamanos con salidero
Espejp y lámpara
Ella hizo algunas fotos que me facilitó para que quedaran como testimonio de las comodidades e higiene que brinda el centro hospitalario.

Otra de las sorpresas que esperaban a la recién estrenada mamá, fue presenciar algunas disputas entre  otras pacientes, debido al robo de cigarrillos. Ella que no fuma, tuvo que aspirar el humo proveniente de esos cigarrillos compartidos entre  mamás y el personal de  salud que las atendían.


1 comentario:

  1. De verdad, es de verguenza, yo di a luz a mi hijo en ese hospital en 1986 y estaba muy bien, pero no me extraña en lo mas mínimo porque La Benefica, está todavia en peor estado, mi sobrino ha estado en terapia intensiva y parecia un hospital de la India, fueron tantos los horrores que vi alli que nunca se me podran olvidar.

    ResponderEliminar