martes, 5 de noviembre de 2013

Cuba:Prohibido soñar en 3D

Operar una sala de cine o video, con fines de lucro, es una actividad comercial en cualquier parte del mundo. Como tal, en cualquier parte del mundo, hay de tener una licencia comercial para su operación, pagar los impuestos y cumplir los requisitos que en legislación comercial estén vigentes.
 En cualquier parte del mundo (pienso que puede haber poquísimas excepciones, el feudocomunista de Corea del Norte entre ellas) operar una sala de cine o video, no es una actividad ilegal.

 En Cuba sí es ilegal. Por eso es noticia. Lo que es noticia es la prohibición, por razones ideológicas, de un derecho que puede ser regulado por el Estado, pero no debe ser prohibido.

Dentro de la actualización del modelo cubano, diseñado por el general-presidente Raúl Castro,  no están previstas las salas de cine o video. Parece que tal actividad puede provocar una contaminación ideológica. Por eso el gobierno no las regula, o establece reglas comerciales para su operación, sencillamente las prohíbe.

Al igual que se manda un cuartel  y/o se regenta una finca, el jefe de jefes, da una orden y es suficiente. Basta un edicto periodístico, un bando ,que en nuestros días no es leído por un pregonero, sino impreso en papel o en el ciberespacio.

La prohibición de las salas de videojuegos y los cines 3D, ordenada por el general-presidente, no ha sido muy bien vista por los cuasi ciudadanos cubanos. Al menos algunos están ejerciendo el derecho al pataleo, a la crítica, a expresar sus opiniones a pesar de las mordazas y sus consecuencias. Dentro del marco de lo posible.

Aquí les dejo uno, de este blog cubano A gotas de luz, es de un periodista cubano que ejerce la profesión en la isla. Espero que le den click.

No hay comentarios:

Publicar un comentario