miércoles, 20 de noviembre de 2013

Eusebio Leal alerta sobre tiempos difíciles para Cuba



El Historiador de La Ciudad de La Habana, Eusebio Leal Spengler, advirtió a trabajadores de la Compañía Turística Habaguanex S.A que en el nuevo escenario económico del país la competencia y la exclusividad son imprescindibles para sobrevivir como empresa comercial.


Eusebio Leal en el Encuentro de Rescate y Promoción de la Cultura Culinaria “Saborear lo cubano”.
"Ha surgido para bien de Cuba un mundo de competencia. Ha llegado el momento en que lo que no de resultados económicos tiene que ser cerrado sin compasión ninguna. Hoy esto es de vida o muerte, o hacemos las cosas bien hechas o desaparecemos” dijo Leal ante un selecto grupo de especialistas culinarios y administrativos de la empresa.

"Hay que tener en cuenta que el tiempo del gigantismo ha terminado,  que hay que ganar en pequeños espacios, que hay que prepararse para ese desafío y para esa competencia", afirmó Leal.

El semanario de negocios Opciones dijo el miércoles en su edición digital que el historiador impartió una conferencia magistral en la inauguración del  IV Encuentro de Rescate y Promoción de la Cultura Culinaria de Cuba, que sesionó en La Habana Vieja, organizado por la compañía Turística Habaguanex.

"Hay cosas que podemos modificar, cambiar resueltamente y dependerá de la imaginación, de la capacidad de cómo hacer, de cómo preparar. Vienen tiempos difíciles. Lo son para el mundo en general y para nosotros en particular", subrayó.

Leal Spengler, llamó a los chef de Habaguanex y otras entidades  presentes en el evento a rescatar  los elementos esenciales de la comida cubana que tiene " grandes tradiciones culinarias" porque “a los visitantes foráneos les interesa saber cómo y de qué manera comen los cubanos”.  En ese sentido, citó como ejemplo, la grata experiencia de un grupo de turistas chilenos que comieron tostones fritos en un restaurante habanero.

El Historiador de la Ciudad, quien es también ejecutivo empresarial de Habaguanex, lamentó que comidas tradicionales cubanas hayan desaparecido de la mesa de los hogares y restaurantes de la isla.

“El maíz desapareció de tal manera que no hay ningún lugar donde se diga: "estamos en la temporada alta del maíz vamos a disfrutar con todas sus potencialidades. En qué restaurante está el majarete, dónde el atole, el guiso de maíz, la harina con cangrejo o con cerdo", afirmó.

Durante su conferencia, en la que al parecer pasó por alto las carencias de productos que hay en el país, Leal habló de "la necesidad de reformular el pan, para elaborar ese que siempre comieron los cubanos, igualmente invitó a rescatar el recetario nacional, donde -en su opinión- existen incontables recetas de pollo y de arroces, así como increíbles dulces cubanos; al respecto mencionó a la natilla cubana o habanera y el buen arroz con leche, cocinado de tal manera que nunca se sienta el corazón del arroz, sino todo tiempo el dulce”, reseña Opciones. 

Carrito de churros. HabaguanexCarrito de churros. Habaguanex
En un breve repaso de la geografía gastronómica el historiador recordó cómo en otros tiempos se reconocía de Guanabacoa, las papas rellenas; del poblado El Congo, la butifarra; de Artemisa, los batidos de plátano; del poblado de Jamaica, el panqué, las torticas de Morón y las cremitas de leche de Cascorro.

La Compañía Turística Habaguanex administra una veintena de hoteles en la ciudad de La Habana, donde opera también la Agencia de Viajes San Cristóbal, numerosos restaurantes, boutiques y tiendas especiales, orientadas hacia el turismo extranjero.

Sus servicios cotizados en CUC están, muy por encima de las posibilidades económicas de los trabajadores cubanos, que no pueden darse “el lujo” de pagar $12.50 en moneda nacional por comerse un simple churro, en un carrito de venta ambulante, propiedad de Habaguanex.

No hay comentarios:

Publicar un comentario