viernes, 16 de enero de 2015

El cable que se comen los cubanos

Agotas de luz es un blog que escribe Rogelio desde Cuba. En más de una oportunidad El Timbeke ha reproducido sus entradas que describen el andar cotidiano del cubano, sus venturas y desventuras.

En esta oportunidad, Rogelio propone una pregunta curiosa al decirnos cómo es que su blog tiene más lectores de países extranjeros que de la propia Cuba, a pesar de que los temas que aborda en el mismo son esencialmente cubanos. 

Creo que la inquietud de Rogelio está justificada. Y si vale de algo, aclaro que, muchos cubanos que vivimos fuera de nuestra Patria, incursionamos en los blogs de quienes como él nos hacen llegar los latidos de la tierra en que nacimos. Quizás por eso, Rogelio, tienes tantas entradas de "extranjeros".

Este es el link de su blog, para quienes puedan hacerle clik en el "extranjero":

https://deluzagotas.wordpress.com/2015/01/14/nos-comimos-el-cable/.

Y este es el texto completo de esta interesante entrega de A gotas de luz.

Nos comimos el cable

comerse cable cuba
“¡Nos comimos el millo!” Es la expresión del argot popular cubano que denota equivocación. A primera vista parece natural para describir lo que nos sucedió con el cable de fibra óptica que nos mejoraría la conexión a Internet.
Al fin y al cabo, lo del cable se anunció y repitió y, de pronto, jamás escuchamos de él, y creo que la ausencia de alguna explicación resulta casi más molesta y tan perjudicial como la propia inexistencia del cable.
Pero “comerse el millo” no es tan exacta para detallar lo que nos ocurre con Internet.
En Cuba hay otra frase popular que nos viene como anillo al dedo para explicar lo que nos sucede: “Nos estamos comiendo un cable…” Lo cual quiere decir que estamos pasando tremendo trabajo.
Para demostrarlo tomo como ejemplo este propio blog A gotas de luz.
En él, además de poemas, trato sobre temas bien cubanos, o sea, que desde la isla deberían llegar las mayores cantidades de visitas, sin embargo, quienes más aportan son Estados Unidos y México, según el Flag Counter.
Esta útil herramienta coloca en el octavo lugar a los “navegantes” desde Cuba.
¿Cómo entender que en Argentina, Colombia, España, Chile y Perú se lea más un blog hecho para cubanos?
Puede que el contenido publicado aquí no sea atractivo para todos los cubanos, pero sin dudas, el hecho de que los isleños lean menos este blog que sus hermanos latinoamericanos dice a todas luces que nos “estamos comiendo el cable” por la ausencia del cable, y seguimos acumulando atraso tecnológico.
Quizás cuando en Cuba abra WordPress y A gotas de luz se pueda leer, ya exista otra red mundial más avanzada que Internet.
Por lo pronto sigo escribiendo para Cuba, mientras me leen mexicanos y estadounidenses. ¿O será que por esos lares me leen quienes se aburrieron aquí de “comerse el cable”?
Quizás las renovadas relaciones con Estados Unidos nos beneficien también en la conexión al mundo. Quizás.
Esperemos que nos llenemos pronto de dicha y así A gotas de luz y otros blogs como El caimán sin muela, Botellas al mar y Nube de Alivio se lean más en su país natal. O los cubanos puedan debatir más en sitios como Cubadebate.
Esperemos que la conexión no siga caracólica como hoy, o como todos estos días, estos años, como siempre, sí, porque nunca poner un post ha sido cosa fácil. En fin, mente positiva, a lo mejor ahorita nos hacemos de algún cable y tenemos al fin en la web la “carga para matar bribones”.
Esperemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario