sábado, 12 de marzo de 2016

Avileños piden el agua por señas

La crisis en el abastecimiento de agua potable a la ciudad de Ciego de Ávila ha llegado este fin de semana a su punto más elevado. Extremo, y podría decirse que la mayoría de los avileños, agotados ya de tantos problemas, piden en estos días el agua por señas. 




El periódico Invasor, órgano oficial del Partido Comunista en esa provincia, se refiere este sábado al problema con un titular y contenido muy neutro: “Irregularidades en el abasto de agua”, afirma el diario en su versión digital.

Lo que Invasor llama irregularidades es una toda una odisea que enfrentan los 125,000 habitantes de esa ciudad, que desde hace más de un año, reciben el agua en sus hogares cada seis días.

Mientras el órgano oficial del PC advierte de “nuevas contingencias por estos días”, este sábado es precisamente “el dia del agua” que se escurre por los sistemas de acueductos de la ciudad para llegar a cada hogar, a cuenta gotas, hasta los próximos seis días. Entre una y otra espera hay que llenar cuánto cacharro se disponga para ello. Cisternas para los más afortunados, tanques elevados para llenarlos con turbinas para los menos afortunados, mangueras conectadas a las cañerías principales y un largo etcétera de artilugios que sólo la imaginación de los que padecen pueden concebir. Entre una y otra espera no hay pipas de agua para abastecer a los menos favorecidos.

Cierto que la sequía ha hecho estragos en varias regiones del país, pero el principal estrago es la falta de previsión de las autoridades. La falta de un mantenimiento adecuado en las redes de distribución de la ciudad. De Ciego de Ávila y de la mayoría de las urbes cubanas.

Lo que están haciendo mis trabajadores es una heroicidad, sin la asignación de nuevos recursos y, prácticamente, con cámaras de autos tratan de paliar los escapes, como es sabido dentro de sitios húmedos y sucios, que pocos prefieren”, ha explicado Guillermo Núñez Trujillo,director de la Unidad Empresarial de Base de Acueducto y Alcantarillado en el municipio.

El funcionario dijo al diario que las “nuevas irregularidades” obedecen a que“ocurrió un desplome parcial en el pozo ubicado en San Lorenzo, que alimenta la conductora que abastece al hospital provincial Doctor Antonio Luaces Iraola, que solo posibilita la extracción a media capacidad; por lo cual el déficit tienen que completarlo con el agua proveniente de la fuente de Ruspoli.”

Núñez explicó también que “está llegando menos agua a los lugares más altos del reparto Rivas Fraga, motivado por un salidero en la línea principal y otros tantos en las redes, que hasta que no queden resueltos impiden aplicar mayor presión en el bombeo.”

El empresario estatal no habló de soluciones ni el Invasor le preguntó tampoco.

Publicado originalmente en Martinoticias.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario